La lactancia materna se considera la mejor y más segura alimentación para su hijo. Debe iniciarse cuanto antes después del parto, y durante la misma la mujer debe aumentar ligeramente la ingesta de líquidos y calorías, sobre todo a base de leche. La mujer que lacta debe seguir absteniéndose de fumar y tornar alcohol o cualquier droga o medicamento que no haya sido indicado por su médico, ya que prácticamente todos pasan a la leche y pueden perjudicar a su hijo. La lactancia materna no se puede considerar un método anticonceptivo.

(Información facilitada por mi ginecólogo
Doctor Pardo S.L.P.
Obstetricia y Ginecología 
Sociedad colegiada 46sp00201 )

Comentarios

comments