Se trata de la deformación asimétrica de la cabecita del bebé

En vista del marcado incremento de las plagiocefalias posturales del lactante en los últimos años, consideramos que si son tratadas tempranamente se pueden evitar la aplicación de medidas como ortesis craneales e incluso tratamientos quirúrgicos en las deformidades importantes.


Se indican las siguientes recomendaciones:

Recomendaciones para evitar y tratar las plagiocefalias posturales

En el niño los huesos craneales son muy blandos hasta el año de vida.

La posición craneal mantenida en esta edad conduce a aplanamientos craneales no sólo en la zona de apoyo sino también en la contralateral del cráneo, así como asimetrías en la situación de las  orejas y mejillas.

La deformidad craneal puede llegar a ser importante con situaciones verdaderamente antiestéticas, que hay que evitar, y se tienen métodos para ello dentro del año de vida

Sobrepasado el año de vida, cualquier corrección de la deformidad si fuera significativa, sería tributaria de intervención quirúrgica.

La frecuencia tan importante de esta patología en la actualidad es debida a que al evitarse la posición de decúbito prono en los lactantes por el temor a la “muerte súbita” publicada en la literatura internacional.

l. Tratamiento postural:

No apoyar en la zona aplanada, hacerlo en la región parieto-occipital que protuye en las plagiocefalias unilaterales, y apoyar lateralmente en las plagiocefalias bilaterales.

Esto hay que hacerlo cuando duerme, cuando se le coge al brazo y cuando está en los carritos de paseo.

Hay medidas simples como colocar una toalla bajo el colchón para que se ladee y apoye en la zona indicada, lo cual requiere vigilancia de la postura y esfuerzo para conseguirlo. También al cogerlo al brazo apoyando en la zona correcta.

2. Tratamiento fisioterápico rehabilitador.

Si se diagnostica una tortícolis debe ser remitida al médico rehabilitador, para su tratamiento fisioterápico. Con esta medida se solucionan muchas plagiocefalias al corregir la postura viciosa.

La duración de estas medidas preconizamos que se efectúen hasta los 6 meses de vida, y si mejora, proseguir hasta el año de vida, o hasta su normalización. En caso de duda remitir al Neurocirujano para su valoración.

Si no se corrigen ni observan mejoría al cabo de los 6 meses, deben remitirse al Neurocirujano, para su valoración, por si precisase Ortesis correctora u otra actuación.

En cualquier caso en caso de duda, consulta a tu pediatra !!

Comentarios

comments