Información facilitada por la Conselleria de Sanitat de la Comunidad Valenciana

Ante cualquier situación que no sepa gestionar o le presente la mínima duda llame al 112.

Qué hacer

Si encuentra a una persona inconsciente, siga los siguientes pasos:

  1. Compruebe que realmente está inconsciente: Grítele y sacúdala suavemente.
  2. Pida ayuda al Servicio de Emergencias 112.
  3. Colóquela tumbada boca arriba, en una superficie lisa y dura, con los brazos a lo largo del cuerpo.
  4. Ábrale la vía aérea, colocando una mano sobre la frente para extenderle el cuello; y, con los dedos de la otra mano, levántele la mandíbula. En caso de que haya sufrido un accidente o una caída evite moverle el cuello, sólo levante la mandíbula.
  5. Retire cualquier cuerpo extraño (dentadura, caramelo, etc) que pueda encontrarse en la boca.
  6. Compruebe que realmente no respira, para lo cual coloque su oído sobre la boca de la víctima, para sentir la respiración; y mírele el cuerpo para observar si se le eleva el tórax con la entrada del aire.
  7. Si respira, continúe vigilándola hasta la llegada de los Servicios de Emergencias.
  8. Si no respira, compruebe si tiene pulso; lo que se realiza tocando, durante al menos 10 segundos, con los dedos índice y medio en la parte lateral del cuello, junto a la nuez.

Si no respira pero sí tiene pulso inicie la RESPIRACION BOCA A BOCA: Una vez abierta la
vía aérea, píncele la nariz con dos dedos de la mano que sujeta la frente; coja aire, adapte su boca a la de la víctima y realice insuflaciones lentas y seguidas mirándole al tórax para comprobar que se eleva, espere a que descienda antes de realizar la siguiente insuflación. Mantenga un ritmo de 10 por minuto y compruebe, cada minuto, que sigue habiendo pulso.

Si no respira y no tiene pulso, además habrá que comenzar con el MASAJE CARDIACO, para lo cual:

  1. Localice el punto de compresión para el masaje, que se sitúa en la mitad inferior del
    esternón. Ponga el talón de una mano sobre esta zona y coloque la otra mano encima,
    entrelazando los dedos y evitando que éstos toquen el pecho.
  2. Inicie el masaje cardiaco: Comprima hacia abajo el esternón haciéndolo descender 4-5 cm. , a un ritmo aproximado de 80 compresiones por  minuto. Deberá intercalar 2 insuflaciones de aire cada 15 masajes. Si son dos los reanimadores, uno se ocupará del masaje y otro de la  respiración.
  3. Periódicamente se comprobará la recuperación del pulso y de la respiración.
    Si no se recuperan, mantenga la reanimación hasta la llegada de los Servicios de Emergencia. Si se recuperan, coloque a la víctima en Posición Lateral de Seguridad.

Comentarios

comments